Tartagal: Cerraron una clínica y en el hospital solo se atienden casos de urgencia

Hay mucha preocupación en toda la ciudadanía norteña. La angustia de saber que un médico dio el primer positivo puso en alerta máxima a todos.

La confirmación del primer caso de COVID-19 generó en Tartagal la lógica preocupación de los vecinos a pesar que era prácticamente inevitable; pero a la angustia de saber que el virus ya afectó a un habitante de Tartagal se suma el hecho que se trata de un médico que presta servicios tanto en el hospital Juan Domingo Perón como en la Clínica San Antonio, el mayor centro privado del departamento San Martín. 
 
Si bien el pedido de las autoridades que conforman el Centro de información operativa (CIO) de que no se difunda identidad ni se estigmatice al primer caso de COVID-19 las redes sociales estallaron, no solo con la identidad del médico, sino también con su fotografía. Hasta el momento no se conoce de qué manera el médico contrajo la enfermedad ya que a pesar de ser de nacionalidad boliviana sus superiores aseguran que no había viajado al vecino país. El temor crece por el hecho de que muchos suponen que pudo haber asistido a pacientes provenientes de Bolivia donde la enfermedad está haciendo estragos entre las poblaciones de varios departamentos. 

Otras versiones indican sin embargo, que a pesar de las restricciones nunca habría dejado de viajar a Yacuiba, localidad de donde es oriundo y que el fin de semana anterior habría participado de un partido de fútbol entre otras actividades, con otros médicos de Tartagal. La esposa del paciente -también médica- permanece aislada como el resto de los miembros de esa familia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *