El 80% de la población necesitará recibir sangre en algún momento de su vida

Cada dos minutos se realiza una transfusión en el país, según datos de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celuar (Aahitc). Una sola donación pueden salvar hasta tres vidas.

Se calcula que el 80% de la población necesitará recibir sangre en algún momento de su vida y cada dos minutos se realiza una transfusión en el país, según datos de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celuar (Aahitc), en la víspera del Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre que se conmemorará con campañas para promover esa práctica.

Según el Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Garrahan, en la Argentina 1,3 millones de personas donan sangre cada año, de los cuales entre 35 y el 40% lo hacen de manera voluntaria, mientras el resto se da por reposición, es decir por pedido a los familiares de una persona que la necesita por una cirugía u otro tratamiento médico.

Una sola donación pueden salvar hasta tres vidas y, considerando que una persona puede empezar a donar a los 18 años, si lo hace cada 90 días, al llegar a los 65 años habrá donado 94 litros de sangre, ayudando a salvar potencialmente 564 vidas.

Se estima que si entre el 3 y el 5% de la población fuese donante habitual, se cubrirían las necesidades totales de la comunidad.

«La disponibilidad de sangre en cantidad y calidad en el momento justo que se necesita, es una responsabilidad colectiva y social», dijo el presidente de la Aahitc, Oscar Torres, quien explicó que «la transfusión es un trasplante de tejido vivo y si no se dispone de este trasplante, tampoco sería posible realizar otros, como hígado, médula ósea o corazón». Torres precisó que «la suficiencia de sangre puede alcanzarse si quienes están habilitados lo hicieran al menos dos veces al año«.

El 9 de noviembre se celebra el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre en homenaje al médico argentino Luis Agote (1868-1954), quien realizó la primera transfusión de sangre anti coagulada en el mundo en 1914 en el Hospital Rawson.

La Legislatura porteña promulgó en 2003 la ley 1038 que instituyó al 9 de noviembre como el Día del Donante Voluntario de Sangre y Hemocomponentes, y en 2004 fue promulgada la ley nacional 25.936 que fijo al 9 de noviembre como el Día Nacional del Donante Voluntario y Habitual de Sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *