Se partió ADP: Argañaraz quedó sola y hay denuncias cruzadas

 Siete miembros de la comisión directiva le reclaman explicaciones por manejos económicos, la paritaria del año pasado y las amenazas contra un vocal. La secretaria general dice que sufre un complot.

En medio de denuncias cruzadas, se partió el gremio de la Asociación Docente Provincial (ADP). Mientras Patricia Argañaraz, titular de este sindicato, denuncia que es víctima de un complot; siete miembros de la comisión directiva la dejaron sola y armaron un «gobierno paralelo» que le pide una serie de explicaciones.

El lunes, la secretaria adjunta, Viviana Figueroa; el secretario gremial y de Actas, Jorge Cerruti; la tesorera, Ana María Cerezo; el vocal 1§ Jorge Amaya; la vocal 2§ Marta Salazar; el vocal 3§ David Romero y el vocal 4§ Adrián Blas realizaron la primera reunión de comisión del año en un bar de la ciudad, ya que -según señalaron- las puertas del gremio estaban cerradas. Del encuentro no participó Patricia Argañaraz. En la reunión, el grupo confeccionó un documento con cuatro puntos en donde le «ponen los puntos» a la gremialista.

Esta ruptura en el gremio mayoritario de los docentes salteños se da a un mes del comienzo de clases y con las paritarias del sector a la vuelta de la esquina. Por cierto, los miembros de la comisión quieren ir a la negociación paritaria y Argañaraz afirma que el lugar es de ella porque es la cabeza del sindicato. Lo peor es que a estas autoridades les queda tres años largos de mandato y el interrogante es si podrán convivir en lo que resta.

Los detractores de la gestión de la polémica dirigente señalaron que «se abrieron» porque ella es muy autoritaria, maneja el gremio a su antojo y que además no se pudo explicar, a fines del año pasado, los números del balance.

Un complot

Ayer, Argañaraz llegó a la redacción de este diario y afirmó que es víctima de un complot orquestado por los miembros de la comisión directiva, que «se persiguen» porque ella los comenzó a investigar, al tiempo que solicitó una auditoría en el gremio. La sindicalista apuntó de lleno a la tesorera Cerezo, de quien dijo: «Ella es la tesorera y siempre lo fue. Tiene que responder por qué hizo algunas cosas. Ella tendrá que aclara varios puntos internos que no están claros, por eso yo pedí una auditoria».

Consultada sobre por qué el gremio estaba cerrado el lunes, Argañaraz contó que ella esperaba a toda la comisión a trabajar el viernes pasado, y que el fin de semana recibió avisos de que distintas facciones iban a tomar el gremio por lo que decidió cerrar las puertas para resguardar «la integridad» de los trabajadores.

Sin embargo, los disidentes señalaron ayer a este diario que el 6 de diciembre de 2018 hubo una reunión de comisión en donde se estableció que el receso sería entre el 26 de ese mes y el 3 de febrero, por lo que todos se reincorporaron el lunes y ese día intentaron hacer la reunión, pero con el gremio cerrado tuvieron que ir a otro espacio físico.

Para tratar de encauzar un diálogo, el próximo 11 de febrero los siete miembros de la comisión invitaron a Argañaraz a una reunión. Allí, le pedirán explicación por las amenazas -que se conocieron- que la dirigente realizó al vocal David Romero. La titular del gremio, muy enojada, dijo que lamenta que la comisión se haya expedido sobre este caso y nada dijeran cuando ella fue atacada en la sede de ADP de Embarcación. «Me golpearon y me dejaron moretones. Era gente de Jorge Cerruti», dijo.

Consultado sobre cómo seguirá la relación, Cerruti afirmó ayer que ellos velarán por la institucionalidad, y no por la persona. Al tiempo que afirmó que buscan el bienestar de los docentes.

Polémica por títulos y postítulos

La titular de ADP dijo que el Ministerio de Educación tiene que investigar.

Amaya, Cerruti y Romero. Foto Andrés Mansilla

“Jamás conseguí un título trucho; es más, yo lo denuncié y acerqué a docentes para que hagan la denuncia”, señaló Patricia Argañaraz sobre las denuncias de distintos sectores contra su persona.

La titular de ADP dijo: “El Ministerio de Educación no actúa de forma inmediata. Acá hablamos de delitos”.

La dirigente dijo que hay muchos vicios en los empleados de planta de la Junta Calificadora, que mueven los papeles a gusto y que el área de Planeamiento Educativo no controla.

También señaló que hay muchas fundaciones que entregan postítulos y se llenan de plata, por lo que pidió impulsar más las capacitaciones gratuitas.

Además de apuntar a Jorge Cerruti de vender estos títulos y postítulos en el norte salteño, también apuntó a Julio Barrios, un profesor del que dijo “que se maneja amenazando” a la gente.

Barrios salió a realizar denuncias contra Argañaraz. Sobre este dijo que vende postítulos truchos por medio de una fundación que creó. “Está al frente a alumnos con un título (de profesor de folclore) falso, el mismo lo dice. El reconoce que fue profesor de la noche a la mañana, por un titulo vendido por Marita Cerezo”, señaló la gremialista.

Pólémica por casas

Otro de los puntos en disputa es Fideicomiso Virgen de Urkupiña. Se trata de un emprendimiento para construir casas para los docentes. En su momento estuvo al frente de este Patricia Argañaraz , su hermano Raúl y Ana María Cerezo.

Hace unos meses Raúl denunció que su hermana había realizado un desfalco en el fideicomiso, sin embargo no hizo denuncia. Argañaraz señaló ayer que ellos pondrán toda la documentación a disposición cuando sea requerida. El fideicomiso tiene previsto construir alrededor de 80 casas, hasta ahora se construyeron unas 20. Los miembros de la comisión dicen que Argañaraz quería que le cedieran los terrenos del gremio en Cerrillos para el emprendimiento y ellos se opusieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *