Patricia Argañaraz fue suspendida de CTERA

Se desempeñaba como prosecretaria de Acción Social. La separaron por tiempo indeterminado hasta que la junta se pronuncie.

A la suspensión de Patricia Argañaraz como secretaria general de la Asociación Docente Provincial (ADP) por supuestos manejos irregulares, se sumó un nuevo apartamiento. Ahora, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), gremio nacional del que depende ADP, la separó de su cargo como prosecretaria de Acción Social del sindicato.

La medida se tomó a casi cinco meses de la primera denuncia que radicó Raúl Argañaraz, hermano de la sindicalista. El hombre, quien también formó parte de la administración de la ADP, la denunció penalmente por un desfalco de cien millones de pesos, que se habría dado en los últimos tres años. Además, la acusó por movimientos fraudulentos con el fideicomiso Virgen de Urkupiña, creado para construir viviendas para docentes.

Cuando estalló el escándalo, el gremio nacional llamó a una reunión a la comisión directiva de la ADP para que rindiera cuentas de lo acontecido. Ahora la suspendieron es por tiempo indeterminado y hasta que la Junta de CTERA se pronuncie finalmente.

Asamblea en ADP

La comisión directiva de ADP convocó a los más de 14 mil afiliados a una asamblea general para el 27 de abril a las 8.30. La reunión es clave para el futuro de la gremialista. Allí se decidirá si se repone a Argañaraz en el sillón de secretaria general o se la expulsa del gremio, inhibiéndola incluso de hasta ser afiliada.

A las asambleas suelen ir entre 400 y 500 personas, pero dado el carácter decisivo que tendrá esta convocatoria, se espera a muchos más afiliados.

Si bien el lugar no está confirmado, temen por la seguridad. “Tiene que ser un lugar que reúna las condiciones de comodidad y seguridad para los asistentes. Como últimamente Patricia está haciendo esta campaña de hostigamiento, nosotros queremos garantizar que la asamblea sea tranquila, segura y que participen todos los afiliados que quieran”, afirmó Jorge Cerrutti, miembro de la comisión directiva que quedó a cargo de ADP desde que suspendieron a Aragañaraz.

Los asistentes deberán acreditar su identidad con DNI. Cerrutti aseguró que se optó porque los afiliados decidan, luego de que Argañaraz se negara a reunirse en cuatro oportunidades con los miembros de la comisión, con los que trabajó conjuntamente durante un año.

El referente del gremio señaló que los que asistan deberán decidir sobre las “inconductas” de Argañaraz, entre las que, “al pasar”, nombró tres. “Tuvo extracciones arbitrarias de dinero sin rendiciones. Tuvo una empleada de ADP como empleada en su casa particular. Tuvo una empleada de ADP en su emprendimiento personal en el fideicomiso denominado Virgen de Urkupiña”, repasó Cerrutti.

Argañaraz acusó a la actual Comisión de desmanejos económicos, lo que fue negado por Cerrutti, quien aseguró que mientras ella no tiene pruebas, ellos sí las tienen para acusarla. Dijo que la exsecretaria “dispuso arbitrariamente de $25 mil para pagarle a un grupo musical, hizo una extracción del residencial docente por $50 mil y una extracción del camping de Cerrillos por $100 mil. Hasta ahora nunca rindió ese dinero y ahí no más tiene $175 mil”.

“Que se vayan todos”

“Que se vayan todos”, piden algunos docentes molestos, no solo con la denunciada Patricia Argañaraz, sino con toda la comisión directiva que la acompañó durante un año. Aseguran que no podían ignorar los desmanejos denunciados penalmente.
Consultado por el papel de la comisión, Cerrutti justificó: “Yo tomo el conocimiento del estatuto en el mes de noviembre, cuando por primera vez nos íbamos a reunir en comisión directiva. Esa primera reunión fue porque en octubre, la tesorera descubrió pagos exorbitantes a un estudio contable por $200 mil por mes. A la tesorera no le pareció bien e hicimos una reunión de la comisión y Patricia se enojó. Ahí comenzó la campaña de desprestigio contra nosotros”. Según Cerrutti, los balances de ADP son anuales, y a fines del año pasado la comisión directiva cuestionó los números.
Sin embargo, más allá de los cuestionamientos, tanto Cerrutti como la tesorera, Marita Cerezo y otros miembros de la comisión acompañaron en diciembre pasado a Argañaraz en la conferencia de prensa que ofreció para defenderse de las acusaciones penales asentadas por su hermano.
Sobre dicha conferencia, Cerrutti aseguró no poder expresarse por “no recordarla”. “Patricia tuvo muchas promesas incumplidas, en las que nosotros también caímos en creerle”, aseguró Cerutti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *