Jarsún salió a calmar las aguas tras la protesta de municipales en Rosario de Lerma

Los trabajadores reclamaban el pago del bono de 5 mil pesos que se otorgaron en el ámbito provincial y en otras municipalidades.

Después del reclamo de municipales de Rosario de Lerma que exigían un bono de cinco mil pesos, el intendente de esa localidad, Ignacio Jarsún, habló para calmar los ánimos y entablar un diálogo con los trabajadores.

«El 10 de este mes terminamos de pagar el bono de tres mil pesos y es imposible para el municipio pagar otro bono. Nosotros nunca dijimos que no pagaríamos un bono de cinco mil pesos, dijimos que en este momento no estamos en condiciones de hacerlo», explicó el intendente, que agregó que sabe «que el poder adquisitivo está cada vez mas complicado».

«El 1 de abril nos reunimos con todos los sindicatos y estuvieron de acuerdo en un incremento del 38% de los salarios. Desde el Municipio se propuso el pase a planta permanente de algunos agentes, una propuesta que ellos no habian solitictado, y decidimos avanzar en permanente dialogo», expresó.

«Nosotros no vamos a generar un impuestazo ni a endeudar nuevamente al Municipio. Creo que todos debemos ser tolerantes y solidarios. Me pareció bastante sospechoso lo ocurrido ayer. Me parece que esa intolerancia fue digitada desde la política por una mano negra. Y esto no es sano para el Municipio», cerró el intendente desde su cuenta de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *