Caso Jimena Salas: Abel Cornejo denunció al abogado de Cajal

El procurador dejó plasmada su denuncia en el Inadi Salta contra Pedro Arancibia, quien lo trató de “esquizofrénico”.

El procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, denunció en las últimas horas al abogado de Nicolás Cajal, viudo de Jimena Salas, Pedro Arancibia, por entender que estigmatizó a los pacientes que padecen dicha alteración mental. La denuncia fue radicada en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) Salta desde donde según afirmaron le darán el mismo tratamiento que al resto de las denuncias.

Desde que el nuevo procurador decidió implicar en la causa por el atroz y despiadado crimen de Jimena Salas al viudo de la víctima, Nicolás Cajal, el abogado de este último no tardó en pronunciar su descontento en contra de Abel Cornejo. El letrado fue muy duro en sus cuestionamientos a raíz del vuelco que dio la causa por el asesinato cometido hace más de dos años en Vaqueros.

En su oportunidad Arancibia le dijo a este medio que «el único crimen que puede investigar el doctor Cornejo es el del general Gemes», ironía que no le cayó para nada bien al ahora jefe de los fiscales. Sin pelos en la lengua, Pedro Arancibia siguió disparando: «Hasta ahora no demostró ninguna idoneidad en el esclarecimiento de ningún crimen. Lo único que está haciendo es ensuciar la cancha y esto, en lugar de conducir la investigación a un norte, genera confusión». Arancibia había manifestado que denunciará al procurador por «prevaricato».

La semana pasada los nuevos fiscales de la causa, Gustavo Torres Rubelt y Ana Inés Salinas Odorisio, recibieron en el Ministerio Público Fiscal a Nicolás Cajal, y después de más de tres horas y media decidieron imputarlo por el delito de «encubrimiento agravado». En ese sentido, el viudo quedó vinculado al caso junto a Sergio Vargas, detenido acusado como partícipe secundario en el hecho, quien según el propio procurador «habría oficiado de campana».

Ahora la disputa judicial entre Cornejo y Arancibia se trasladó al ámbito del Inadi, y se considera que la denuncia no surgirá efecto dado que no se trataría de un acto discriminatorio. De todos modos se tramitará como cualquier otra denuncia de las tantas que a diario se presentan en las oficinas del Instituto y será enviada a Buenos Aires, donde se pedirá la carátula de la exposición, luego se enviará a la parte denunciada para que haga su descargo, si hace falta se citarán testimonios, y desde la capital del país definirán si hubo o no discriminación.

El 27 de enero de 2017 Jimena Salas fue hallada en su casa del barrio San Nicolás, en Vaqueros, muerta con más de 40 puñaladas en su cuerpo. Un crimen que aún sigue impune en Salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *