Manzur alcanza su segundo mandato y dominará PJ tucumano

Pese a las demoras en el inicio del conteo, el gobernador tucumano se adjudicó la victoria. «La tendencia es irreversible», dijo. El segundo lugar se dirime entre José Alperovich y Silvia Elías de Pérez.

Tras un cierre con demoras y un lento escrutinio, el gobernador peronista Juan Manzur consiguió esta noche segundo mandato. Con el 30,37% de las mesas escrutadas el mandatario lograba el 54,32% de los votos. El segundo lugar lo alcanzaba la representante de Vamos Tucumán (el formato local de Cambiemos) Silvia Elías de Pérez con 18,15%. El tercero marcaba una disputa pareja entre el exmandatario José Alperovich (divorciado definitivamente de Manzur fue por el sello Hacemos Tucumán) con 11,55% y Ricardo Bussi que sumaba 11,72% por Fuerza Republicana.

A las 22.20, el gobernador reelecto anunció: “Hay una tendencia irreversible, la fórmula Manzur – Jaldo se está imponiendo en toda la provincia. El porcentaje de votantes estaría superando el 85%. Y le mando un abrazo bien grande a la fórmula del peronismo a nivel nacional: Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner”.

Sobre el final de la jornada, se confirmó que el precandidato presidencial Alberto Fernández no viajaría a la provincia para acompañar a la fórmula Manzur-Jaldo, ya que el kirchnerismo se declaró neutral en la puja del gobernador vs Alperovich (más allá del encuentro entre Fernández y Manzur en el sanatorio Otamendi, que no cayó bien en Cristina de Kirchner, de buen vínculo personal con la esposa de Alperovich, Beatriz Rojkés).

Desorden

Pese a los esfuerzos para evitar el caos de elecciones anteriores (quema de urnas incluida en 2015), las primeras horas mostraron largas colas en las escuelas y demoras por el desbocado sistema de acoples que multiplicó boletas en los cuartos oscuros para los más de 1,2 millones de tucumanos podían concurrir a las urnas (la participación fue de 85%). También se conoció una balacera contra un gendarme en horas de la madrugada, hubo una difusión de falsos boca de urna que tuvieron que desmentir las propias consultoras involucradas y Elías de Pérez denunció falsificación de sus listas en escuelas de la localidad de Concepción. Todo en el arranque de los comicios.

“La lista oficial de Vamos Tucumán es la 813, pero lo que hicieron es poner la 831 y esto por supuesto invalida el voto”, dijo la senadora nacional Elías de Pérez a los medios sobre este último punto, tras votar a las 9.25 en el colegio Sagrado Corazón de San Miguel de Tucumán. De todos modos, pasado el mediodía, la Junta Electoral informó que las papeletas falsas quedarían en observación para ser validadas en el recuento, tal como había solicitado la candidata de Vamos Tucumán.

Aunque los tres principales opositores denunciaron robo de boletas, el gobernador Manzur, cuando emitió su voto acompañado de su esposa y sus hijos en la escuela El Salvador de Yerba Buena (localidad lindante a la capital), pidió a sus rivales: “Si ven una irregularidad están obligados a denunciarla”.

De todos modos, el mayor inconveniente surgió por el sistema de acoples, donde las boletas de los gobernadores se desagregaban de forma descontrolada. Esto llevó a demoras en los cuartos oscuros y a una proliferación de reparto de listas ya cortadas en el fin de semana previo. Ya sea para agilizar el trámite el domingo o bien como acciones de la militancia de cada frente. Inclusive, como parte de una especulación en el caso del intendente capitalino Germán Alfaro (Cambiemos) para despegarse del arrastre negativo que le suponía Elías de Pérez. El sábado circulaban cortes que pegoteaban a Manzur con Alfaro, exPJ, quien así dejó una puerta abierta para negociar un regreso al peronismo. La intendencia capitalina tenía un duelo aparte entre el actual jefe municipal y Mario Leito, presidente del club Atlético Tucumán, exaliado de Alperovich e integrante de la lista de Manzur. Al cierre de esta edición, Alfaro mantenía ventaja para retener el poder en San Miguel.

Acoples

Luego de que se derogara la Ley de Lemas en 2004, se esperaba un mayor ordenamiento en la cantidad de partidos que se presentan a elecciones. En total, hubo 1.958 listas y más de 18.200 candidatos para ocupar los 347 cargos en juego, ya que también habrá renovaciones de intendentes, legisladores y concejales. Aunque hubo una merma respecto a aquellos años de proliferación de sublemas, se observó, por ejemplo, en la capital más de 50 acoples y otras localidades superan esa cifra.

Sobre este punto, Manzur aclaró luego de depositar su sobre en la urna: “Hemos eliminado más de 600 partidos políticos con respecto a las elecciones anteriores”, dijo, y consideró que de todas formas “todo se puede mejorar porque las leyes no están escrita en piedras”. Asimismo, al ser consultado sobre la división del PJ entre su candidatura y la de Alperovich, mencionó que su antecesor no fue parte del peronismo en esta elección provincial. Respecto a su probable victoria, agregó que “los resultados de estas elecciones van a marcar una tendencia a nivel nacional”.

En cuanto a los acoples, Bussi, que creció en las intenciones de voto a base de un discurso mano dura, pidió un “cambio de sistema” por uno “más moderno”. El líder de Fuerza Republicana también fue como posultante a la legislatura, bajo el polémico sistema de doble candidatura que permitió Manzur.

En tanto Alperovich, también se quejó: “Tiene que haber un partido y hay como 60. Esto es una locura”. Desde el entorno de Alperovich, sabían que era difícil pelear contra el aparato del partido que preside Manzur, pero había confianza en que el senador pudiera regresar a la gobernación. “José no corre carreras que no puede ganar, lo que no significa que no pueda perder”, aseguraban, dejando margen para el batacazo.

Policías

Ya en la previa, hubo un refuerzo de policías provinciales para garantizar la seguridad en las escuelas, dado que hubo una merma de gendarmes nacionales, acaso para poder cubrir las otras cuatro contiendas provinciales del segundo turno del superjunio electoral, que se inició hace una semana con los comicios en San Juan y Misiones. Sin embargo, el pedido de agentes adicionales para custodiar cada urna trajo problemas el fin de semana, ya que estos no podrían asistir a votar y elevaron un reclamo al Gobierno provincial. Finalmente, el mismo sábado se resolvió el conflicto: la Junta Electoral provincial habilitó a los policías para que sufragaran entre las 8 y las 10.

Del mismo modo, poco después de conocerse que el gendarme Gonzalo Heredia había recibido heridas de bala mientras custodiaba una escuela en la capital provincial, el ministro de Seguridad Claudio Maley descartó que el ataque tuviera un móvil político y aseguró que fue en ocasión de robo. “Se trata de un hecho estrictamente delictivo”, manifestó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *