Las nueve medidas económicas del Gobierno que buscan darle alivio al bolsillo

Para aminorar las expectativas inflacionarias, el Gobierno improvisó acciones que aplacan costos y fomentan el consumo, pero siembran también incertidumbre sobre el día después. Racconto de un raid que busca «parar la pelota».

Una y otra vez en campaña, Alberto Fernández habló de «parar la pelota» y «hacer un gran acuerdo nacional» que reorganice la economía. Y en este sentido, con apenas tres semanas en el cargo, el ahora presidente recurrió a toda clase de medidas para frenar las expectativas inflacionariasrecuperar el poder adquisitivo y aliviar a los sectores más golpeados por la crisis.

Fernández reconoce ante propios y extraños que la vorágine en la que venía la economía argentina no tendrá una solución fácil, y para aplicar medidas con profundo impacto necesita de antemano un diagnóstico preclaro de la situación país, en el que ya trabaja el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Entretanto, con la recesión golpeando sobre la espaldas, el presidente improvisó un plan de emergencia que, a tono con otras iniciativas del Estado, podría llamarse «Plan Prorrogar», y que trae a la vez calma en el cortísimo plazo, e incertidumbre sobre el día después de caídas las barreras contenedoras de precios. El plan en cuestión tuvo hasta ahora los siguientes condimentos:

El Jefe de Estado anunció a mediados de diciembre que los jubilados que cobran el haber mínimo percibirían un bono de $ 5000 el mes pasado y el corriente, para llevar el piso del ingreso en la tercera edad hasta los $ 19.068. También prometió nuevos aumentos «en marzo y junio».

Además, para quienes perciben ingresos menores a ese monto serán acompañados con bonos de menor cuantía, pero que igualarán esa cifra. Continúa pendiente la negociación para dar medicamentos gratis a los pensionados con ingresos más bajos.

2 – Tarjeta Alimentaria con quita impositiva

Caído el decreto de Macri que retiró la percepción de IVA sobre ciertos alimentos de la Canasta Básica, el Gobierno actual comenzó a entregar mediante la banca pública un plástico que permitirá a las familias de beneficiarios de planes sociales con niños menores de seis años, descontando los gravámenes nacionales. 

El plástico se recarga automáticamente y lleva la titularidad de la madre de familia. Para mujeres con un hijo, la suma asciende a $ 4000, y con más de un hijo, se eleva a $ 6000. Según precisó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, la Tarjeta Alimentaria inyectará $ 60.000 millones en la economía local.

3 – Continúa Ahora 12 y Precios Cuidados

Luego de negociar con supermercadistas y formadores de precios, el Ministerio de Desarrollo Productivo, que comanda Matías Kulfas, acordó mantener el programa Ahora 12 por 90 días para reducir los intereses en la compra con tarjetas de crédito, y prorrogó para el resto del año el programa Precios Cuidados, con revisiones trimestrales de los precios de alimentos. 

También el Banco Central flexibilizó los encajes bancarios para incentivar a las entidades financieras a prestar más fondos.

En otro orden, el presidente dejó entrever que podría mandar a tratamiento en sesiones extraordinarias del Senado la Ley de Góndolas si acaso las grandes cadenas de retail suben exageradamente los precios de alimentos.

4 – Freno a la suba de naftas y peajes

Días antes de terminar el 2019, Fernández frenó los aumentos de combustibles que se disponía a ejecutar la petrolera estatal YPF, siendo que su movimiento tiene un considerable impacto en la cadena de suministro y los precios al consumidor, y dio la orden de congelar el importe de los peaje en toda la traza de jurisdicción nacional, y los accesos Norte, Oeste y Riccheri a la ciudad de Buenos Aires.

La capital federal también anunció que congela los valores, en tanto la Provincia frenó las subas de las autovías de su jurisdicción, que conectan a la Costa Atlántica.

Aunque no se precisaron fechas para modificar el valor de los combustibles, se estima que regirá al menos por 120 días.

5- Alza en plataformas de streaming, pero no tanto
Para la clase media, otro alivio vino por el lado de los impuestos a las plataformas de entretenimiento cuyos contenidos llegan a través de Internet desde el exterior. Con tarifas en dólares, el Gobierno había pretendido en un comienzo gravarlas con el 30% que rige para compras con tarjeta en el exterior, pero finalmente reculó y limitó el alza al 8%.

6 – Incremento salarial para privados y estatales

El Gobierno dejó entrever en negociaciones con cámaras empresarias y gremios que decretará un aumento salarial para todos los trabajadores privados que oscilaría entre los $ 6000 y $ 9000, según la actividad y el margen de las partes, con la intención de recomponer el salario y volcar ese dinero al consumo interno.

Dicha suma, precisaron funcionarios del Gobierno, pretende frenar la discusión paritaria al menos hasta el segundo trimestre del año, es decir, por 90 a 120 días. Los estatales nacionales, pese a contar con subas previstas para estos meses, percibirán un plus similar.

7 – Congelamiento de las tarifas de luz y gas

Con la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, el Ejecutivo quedó facultado para intervenir el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) y el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), y a la vez congeló las tarifas de ambos servicios por 180 días mientras una comisión especial estudia eventuales variaciones del cuadro tarifario. 

8 – Tarifas de transporte estable por 120 días

El primer anuncio de 2020 estuvo a cargo del ministro de Transporte, Mario Meoni, que anticipó el congelamiento del precio del transporte en el Área Metropolitana de Buenos Aires y en el Interior del país, a la vez que se estudia reformular el sistema de subsidios que hoy perciben las empresas para «hacerlo más transparente».

9 – El dólar, planchado (e inalcanzable)

Horas antes de la Navidad, el Gobierno reglamentó el recargo del 30% que se cobrará a aquellos que pretendan comprar dólares para atesoramiento, cuyo monto máximo mensual sigue anclado en u$s 200, según estableció el Banco Central horas después de confirmarse el triunfo del Frente de Todos en las urnas, el pasado 28 de octubre.

La limitante a la compra de moneda extranjera llevó a que la primera rueda de 2020 pasara sin saltos en la cotización del oficial, clavado en $ 63 para la compra y al cual solo acceden exportadores e importadores, en tanto el dólar blue se mantuvo en los $ 77,25, bastante por debajo del dólar denominado «solidario», que cotiza a $ 81,90.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *