Denuncia contra Weretilneck por su intención de ir por un tercer mandato

Dos legisladoras nacionales rionegrinas denunciaron al gobernador por «incumplimiento de los deberes funcionario público, prevaricato y cohecho». La presentación se suma a otro pedido de la oposición para suspender las elecciones provinciales.

Las intenciones del gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck de presentarse a un tercer mandato podrían verse truncadas luego de una presentación penal que hizo la oposición a la Justicia local que se suma a un pedido del ARI para que se suspendan las elecciones a gobernador en esa provincia.

Por lo pronto, la senadora Magdalena Odarda (RIO) y la diputada nacional María Emilia Soria (FPV) denunciaron al actual mandatario ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia por los delitos de «incumplimiento de los deberes funcionario público, prevaricato y cohecho» por su aspiración a un nuevo mandato.

La denuncia se basa en una declaración mencionada en una columna política en el diario Clarín donde se revela que el propio Weretilneck manifestó que ya está asegurada por parte del STJ la decisión favorable a su participación en las próximas elecciones por la gobernación.

La denuncia llega luego que Weretilneck lanzara la semana pasada su precandidatura a gobernador con un acto en Cipoletti. El entuerto rionegrino tiene como punto de origen el 2011 cuando el actual mandatario llegó al Ejecutivo provincial como vicegobernador de Carlos Soria, a quien lo reemplazó al frente de la provincia en 2012 tras su asesinato.

En 2015, Weretilneck ganó la gobernación con otra fórmula, por lo que el propio mandatario sostiene que actualmente transcurre su primer mandato y no el segundo, tal como afirma la oposición.

De acuerdo al mencionado artículo periodístico afirma que “Weretilneck aseguró a Macri que ya tiene los votos en el Tribunal de Justicia de su provincia” para que su primer mandato no fuera admitido porque la constitución rionegrina no previó “los efectos de un magnicidio”.

En ese contexto, Odarda y Soria exigieron a los tribunales en General Roca que sean llamados a dar su testimonio el presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el diputado nacional de Cambiemos, Sergio Wisky.

«Es un hecho de una gravedad institucional inusitada. Un gobernador que anda por los despachos de la Casa Rosada, haciendo gala de que ‘ya tiene arreglados’ a los jueces del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, para violar la Constitución y las leyes. Algo que habla a las claras del nivel de desfachatez de Weretilneck y fundamentalmente del desprestigio de la Justicia rionegrina», dijo en un comunicado la diputada Soria.

Por su parte, Odarda enarboló la defensa de la República y las instituciones para justificar su decisión. “Decir que ya tiene asegurado el voto de tres jueces para violar la constitución, en busca de un tercer mandato, y nada menos a un ministro de la Nación es de una gravedad institucional que de ninguna manera podemos naturalizar», lanzó la senadora.

Lo cierto es que la denuncia de las legisladoras se suma a la presentación que realizó el ARI el viernes pasado ante el Tribunal Electoral en Viedma para pedir la suspensión de las elecciones provinciales hasta que no se certifique que el gobernador Weretilneck puede presentarse a elecciones.

Por su parte, a principios de febrero el exsecretario General de la Gobernación e integrante de la Mesa Ejecutiva del partido del gobernador Juntos Somos Río Negro (JSRN), Matías Rulli, anunció que impugnaría internamente al gobernador, aunque todavía no se conocen determinaciones en tal sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *