Roberto Dib Ashur: «Es muy difícil explicar Argentina a los inversores extranjeros»

«Estamos renegociando deuda porque tenemos el doble de vencimientos que en 2019», dijo el funcionario de Gustavo Sáenz, y advirtió que «si el coronavirus para la locomotora del mundo, lo vamos a sentir».

Periodista: ¿Cuál es la situación económica de la provincia?

Roberto Dib Ashur: Salta es una provincia que representa el 1,4% del PBI, un poco menos también si sacamos la economía informal. Con lo cual, lo que pasa en la Argentina también pasa en Salta. Como toda provincia chica, la abrumadora mayoría de los ingresos son de origen nacional. Cerca del 80%. Salta cerró 2019 con un déficit de algo más de $1.000 millones, que no es enorme, es atendible y entendible. Y una proyección más compleja para este año. El Pacto Fiscal no daba una caída en la recaudación, ahora se frenó. Pero tenemos el doble de vencimientos de deuda del año pasado. Esto provoca que estemos renegociando en Buenos Aires, deuda en dólares y en pesos.

P.: ¿Cuánto representa la deuda en dólares sobre el total?

R.D.A.: El 75% de la deuda salteña es en dólares, y con el tipo de cambio que sube y la baja del precio del petróleo se complica. Nosotros tenemos deuda garantizada por regalías hidrocarburíferas. Es parte central trabajar en el peso de la deuda. Lo estamos haciendo hasta ahora exitosamente. En la parte de ingresos, después de la adenda al Pacto Fiscal salimos con moratorias, beneficios al cumplidor, tratando de ayudar a quienes tienen dificultades. La economía argentina viene en caída, con una proyección, sin contar el coronavirus, de dos trimestres más de caída. También estamos trabajando el monotributo provincial con AFIP. Mejorar la recaudación y facilitar el pago a contribuyentes, que se pueda pagar provincia y Nación de la misma manera, y donde también invitamos a los municipios a sumarse. También ayudamos con contribuciones patronales. Ese es el escenario de ingresos. También estamos trabajando en el control del gasto, logramos reducir más de un 1% del déficit que hoy está cerca del 5%.

P.: ¿Además de reuniones por la renegociación de la deuda tuvieron otras en Buenos Aires?

R.D.A.: Buscamos inversiones. Estuvimos con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y con el gobernador Gustavo Sáenz en Casa Rosada. Antes tuvimos reuniones con el BID. También con inversores privados para obras específicas para el norte. Salta es la única provincia que tiene tres provincias limítrofes, y con más pueblos originarios. Tenemos mucha pobreza y estamos atendiendo una situación sociosanitaria más allá del coronavirus. El plan es lograr equilibrio fiscal e inversiones de desarrollo, mientras esperamos la recuperación del país.

P.: ¿Cuándo podrían alcanzar el equilibrio fiscal?

R.D.A.: Este año sin lugar a dudas vamos a cerrar con equilibrio fiscal. Es un objetivo central para nosotros. Buscamos trabajar en el gasto, en los ingresos y en la renegociación de la deuda. Después, buscar las inversiones.

P.: ¿Qué proyectos están buscando financiar con BID, CAF y otros organismos?

R.D.A.: Tenemos una carpeta de proyectos, que tienen en cuenta la parte vial. Nos queda un tramo cerca de Paraguay y otro cerca de Chile que nos conectaría con el corredor bioceánico. Los otros países ya hicieron esas inversiones. Tenemos también pendiente una conexión con Bolivia que nos sacaría la producción a todos los lugares. Estuvimos también con inversores chinos interesados en ferrocarriles y energía. Salta tiene un alto potencial minero. Tenemos heterogeneidad productiva. En el oeste, en el lado de la Puna, minería con 50 proyectos, la mayoría en exploración. A partir de ahí, la parte energética y también astronómica. En esta última área hay cuatro proyectos con Estados Unidos, Rusia y Brasil. También el turismo, y en el centro tabaco y otros cultivos intensivos. Hay una industria incipiente, producción extensiva con soja y maíz. Los hidrocarburos, en el norte. Hay potencial. Pero debemos dinamizar, para que empiece a subir la relación de recursos propios sobre los nacionales.

P.: ¿Cómo son recibidos en Nación?

R.D.A.: Muy bien. Tenemos la suerte de tener diálogo, nuestro gobernador es una persona de diálogo. El Gobierno nacional nos recibe de forma excelente, obviamente con las dificultades que tiene la Argentina. Trabajamos con Educación por la paritaria docente, con Interior en reperfilamiento de deuda, también con Economía. Tenemos diálogo con Gustavo Béliz por inversiones y con Vanoli por Anses. Estamos encontrando respuestas y hay buena relación.

P.: ¿Con Anses por la renegociación de la deuda con el Fondo de Garantía?

R.D.A.: Sí, eso estamos conversando. Los vencimientos van a empezar a caer en el segundo semestre, pero estamos mirando el flujo futuro y encontramos que hay vencimientos que nos provocan ruido.

P.: ¿Los vencimientos de este año a cuánto ascienden?

R.D.A.: A unos $9.600 millones, incluida la parte en dólares. La deuda salteña tiene un 75% en dólares, pero este año es mitad y mitad. Los años posteriores hay vencimientos muy fuertes en dólares.

P.: ¿Fondo del Bicentenario?

R.D.A.: Hay dos fondos, el de Reparación Histórica que tiene garantía hidrocarburífera y restan u$s46 millones. El del Bicentenario, no. Pero es más nuevo y nos quedan más de u$s300 millones.

P.: ¿Cómo están observando la baja del precio del petróleo?

R.D.A.: Nos afecta, porque pagábamos las amortizaciones del Fondo de Reparación Histórica con las regalías. Sube el dólar y bajan las regalías. Tenemos menos potencia para atender la situación. También complica si la situación económica sigue a la baja.

P.: ¿Las provincias petroleras están negociando con Nación el regreso del barril criollo?

R.D.A.: No soy un experto en el tema, eso lo están siguiendo otros funcionarios. Lo que sí creo es que Argentina cambia las reglas de juego demasiado seguido y eso desalienta las inversiones. Nos cuesta convencer a un inversor extranjero de que el cambio de reglas es normal, porque para ellos no es así. Entonces prefieren instalarse en los países de al lado. Eso pasa en la realidad. Decimos: ‘Vengan acá que ahora será distinto’. Y no nos creen.

P.: ¿La adenda al Pacto Fiscal también jugó en contra, no seguir bajando impuestos?

R.D.A.: En esas inversiones no tanto, eso perjudica más a la inversión local. De 100 empresas que hay en el país, 97 son pymes, y sólo un 4% exporta. Con lo cual, son inversiones muy locales. A las medianas las puede perjudicar. Las inversiones extranjeras están mirando otras cosas, más allá de los impuestos locales. Están preocupadas por retirar su dinero, tarifas, restricciones que no estaban en cash flow original. Es muy difícil explicar Argentina a los inversores extranjeros.

P.: Hablaba de la importancia de la actividad, ¿qué impacto puede tener el coronavirus?

R.D.A.: Es dinámico, lo estamos viendo así. Con mucha neblina. Sabemos que es negativo, pero no sabemos el impacto. Nosotros teníamos eventos deportivos que ese fin de semana provocaba un flujo de dinero, de actividad, hotelería, etc, que está amenazada. El 8% de nuestro producto es turismo. También puede ser alentador que el turismo local se traslade más a Salta. El 20% del turismo para Salta es extranjero. Eso va a sentirse, es exportación pura. Si para la locomotora del mundo, lo vamos a sentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *