Central rediseña el débito inmediato para facilitar cobros frecuentes

El Banco Central modificó del Debin (Débito inmediato) y pasó de preautorizado  a recurrente. Está orientado principalmente a las empresas para facilitar cobros frecuentes como cuotas o servicios.

El Banco Central, mediante Comunicación A6698, rediseñó el Debin (Débito inmediato) Pre-autorizado que desde ahora se llamará “Recurrente” y que estará vigente a partir del 1º de julio. “El nuevo DEBIN está orientado principalmente a las empresas para facilitar cobros frecuentes y sólo requiere que el cliente se adhiera por única vez al débito”, indicó la entidad.

El BCRA detalló que se simplifica su esquema operativo al definir ahora a sus participantes: los Clientes Ordenantes/Receptores, las Entidades Originantes/Receptoras y el Administrador (CEC); incorpora un tope máximo de tasa de intercambio entre bancos por cada operación de $4,50 que podrán cobrar las entidades receptoras; elimina los límites de monto aplicados por la entidad receptora para el Debin recurrente.

Además disminuye el plazo de petición para la revertir la operatoria (es decir la devolución del débito), de 90 a 30 días y reformula la información obligatoria a incluir en los canales habilitados, con el objeto de mejorar la experiencia de los clientes con las entidades.

Establece nuevas políticas de riesgo a implementar por parte del administrador y a pedido de las entidades financieras, a fin de que se puedan identificar y resolver cuestiones de fraude.

Desde el BCRA se destacó que “el Debin de única vez o spot, originado de forma eventual por un monto determinado con autorización expresa por parte del cliente receptor, continuará vigente tal como opera en la actualidad (a excepción de la eliminación de la necesidad de adhesión del cliente ordenante)”.

“Estos mecanismos proporcionan seguridad y acceso a una amplia gama de operaciones de débitos y créditos en línea que contribuyen a un sistema de pagos más eficiente”, aseguró la entidad en el comunicado.

El Debin fue establecido por el Banco Central en 2016 como una herramienta de pago con transferencia directa la cual, a través de una solicitud, debita fondos de las cuentas bancarias de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *